Sobrepeso y obesidad asociado a cancer.

El sobrepeso y la obesidad se asocian con al menos 13 tipos distintos de cáncer. Estos tipos de cáncer componen el 40 % de todos los casos de cáncer diagnosticados. Cerca de 2 de cada 3 son en adultos de 50 a 74 años. Aumentó la cantidad de casos de la mayoría de estos tipos de cáncer asociados con el sobrepeso y la obesidad entre el 2005 y el 2014. Más de la mitad de las personas en los Estados Unidos no sabe que el sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de tener cáncer. Hay muchas cosas que se asocian con el cáncer, pero evitar el consumo de tabaco y mantener un peso saludable están entre las cosas más importantes que se pueden hacer para reducir el riesgo de tener cáncer. Algunos estados y comunidades están proporcionando apoyo que puede ayudar a las personas a alcanzar y mantener un peso saludable.

Anuncios

La conjuntivitis generalmente es leve y fácil de tratar

¿Ojos rojos que pican? La conjuntivitis es común y se propaga fácilmente. Dependiendo de la causa, a veces se necesita tratamiento médico. Sepa cuáles son los síntomas, cuándo buscar tratamiento y cómo ayudar a prevenirla. 

La conjuntivitis es una de las afecciones del ojo más frecuentes y tratables en niños y adultos. Es la inflamación de la conjuntiva, el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esta inflamación hace más visibles los vasos sanguíneos, lo que le da al ojo un color rosado o rojizo.

¿Qué causa la conjuntivitis?

Hay cuatro causas principales de la conjuntivitis:

  • Virus
  • Bacterias
  • Alérgenos (como la caspa de las mascotas o los ácaros del polvo)*
  • Sustancias irritantes (como el esmog o el cloro de la piscina) que infectan o irritan el ojo y el revestimiento de la parte interior del párpado

Puede ser difícil establecer la causa exacta de la conjuntivitis porque algunos signos y síntomas pueden ser iguales independientemente de la causa.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis?

Los síntomas de la conjuntivitis pueden variar dependiendo de la causa pero, por lo general, incluyen lo siguiente:

  • Enrojecimiento o inflamación de la parte blanca del ojo o del interior del párpado. 
  • Aumento en la cantidad de lágrimas. Secreción del ojo blanca, amarillenta o verdosa. 
  • Picazón, irritación o ardor en los ojos. 
  • Mayor sensibilidad a la luz. 
  • Sensación de tener arena en los ojos. 
  • Ojos o pestañas con legañas.

                                                                  

Cuándo llamar al médico

La mayoría de los casos de conjuntivitis son leves y mejoran por sí mismos, incluso sin tratamiento. Sin embargo, en algunas ocasiones es importante consultar para que le dé un tratamiento específico o para que le haga seguimiento de cerca. Usted debe ver a un medico si tiene conjuntivitis junto con cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor en el ojo entre moderado y fuerte.
  • Sensibilidad a la luz o visión borrosa.
  • Enrojecimiento intenso en el ojo.
  • El sistema inmunitario debilitado, por ejemplo, a causa del VIH o un tratamiento contra el cáncer.
  • Síntomas que empeoren o no mejoren, incluida la conjuntivitis bacteriana que no mejore después de 24 horas de comenzar el tratamiento con antibiótico.
  • Afecciones prexistentes en los ojos que puedan ponerlo en riesgo de presentar complicaciones o una infección grave.

 ¿Cómo puedo detener la propagación de la conjuntivitis?

La conjuntivitis causada por virus o bacterias es muy contagiosa y se propaga fácil y rápidamente de persona a persona. La conjuntivitis que es causada por alérgenos o sustancias irritantes no es contagiosa, pero es posible que se produzca una infección secundaria por otros virus o bacterias que sean contagiosos. Usted puede reducir el riesgo de contraer o propagar la conjuntivitis si toma algunas medidas simples de cuidado personal:

  • Lávese las manos.
  • Evite tocarse o frotarse los ojos.
  • Evite compartir el maquillaje para los ojos y la cara, los cepillos cosméticos, los lentes de contacto y sus envases, y los anteojos.

Conjuntivitis en los recién nacidos

Un recién nacido que tenga síntomas de conjuntivitis debe ser llevado a un medico. La conjuntivitis en los recién nacidos puede ser causada por una infección, una irritación o un conducto lagrimal obstruido.

La conjuntivitis neonatal causada por infecciones de transmisión sexual, como gonorrea o clamidia, puede ser muy grave. Si usted está embarazada y cree que puede tener una infección de transmisión sexual, visite a un proveedor de atención médica para hacerse pruebas y recibir tratamiento. Si no sabe si tiene una infección de transmisión sexual pero ha dado a luz recientemente y su recién nacido muestra signos de conjuntivitis, llévelo a su proveedor de atención médica de inmediato.

De acuerdo con las leyes estatales, la mayoría de los hospitales debe aplicar gotas o un ungüento en los ojos de los recién nacidos para prevenir la conjuntivitis. Para más información, visite la página sobre la conjuntivitis en los recién nacidos.*
Cdc: https://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/Conjuntivitis/

Informe de la OMS señala que los niños menores de 5 años representan casi un tercio de las muertes por enfermedades de transmisión alimentaria

3 de diciembre del 2015 ǀ Ginebra – Casi un tercio (30%) de todas las muertes por enfermedades de transmisión alimentaria se producen en niños menores de 5 años, pese a que los niños de esa edad representan solo 9% de la población mundial. Esta es una de las conclusiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el informe Estimación de la carga mundial de las enfermedades de transmisión alimentaria, el más completo publicado hasta la fecha sobre el impacto de los alimentos contaminados en la salud y el bienestar.

Estudio relaciona la edad de comienzo escolar y el diagnóstico de TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se diagnostica normalmente en la infancia y se manifiesta como una incapacidad para mantener los niveles de atención y controlar los impulsos. Algunos informes han indicado una prevalencia de hasta el 15% en los países occidentales.
Un nuevo estudio publicado en The Journal of Pediatrics ha descubierto que la edad que tiene el niño al entrar en la escuela puede tener un efecto sobre el diagnóstico de TDAH.
El Dr. Mu-Hong Chen y sus colegas de Taipei y Taoyuan (Taiwán) examinaron los datos de cohortes de 378.881 niños de 4-17 años, entre 1997 a 2011, y evaluaron la prevalencia de diagnósticos de TDAH y / o prescripción de medicamentos para el TDAH.
Usando la fecha del 31 de agosto, que es la que se usa para dividir a los escolares por cursos, los investigadores compararon a los niños más pequeños de un curso (los nacidos en agosto) con los más antiguos (los nacidos en septiembre) y evaluaron si la edad se asociaba con ser diagnosticados con TDAH y / o ser medicados.Cuando se mira en la base de datos en su conjunto, los niños nacidos en agosto eran más propensos a ser diagnosticados con TDAH y / o recibir medicamentos que los nacidos en septiembre.
Una vez desglosados ​​y analizados de acuerdo a la edad, solamente los niños de preescolar o primaria nacidos en agosto tenían un mayor riesgo de ser diagnosticados con TDAH y recepción de medicamentos para el TDAH. Sin embargo, los adolescentes nacidos en agosto no tenían un mayor riesgo de diagnóstico de TDAH. Esto puede implicar que el aumento de la edad y madurez disminuye el impacto del mes de nacimiento en los diagnósticos de TDAH.
La evidencia muestra que la edad relativa, que puede ser un indicador de la capacidad neurocognitiva, puede aumentar la probabilidad de diagnóstico y medicación para el TDAH. Según dice Chen en la nota de prensa de Elsevier, editora de The Journal of Pediatrics, `Nuestros resultados enfatizan la importancia de tener en cuenta la edad de un niño dentro de un curso en el diagnóstico de TDAH y la prescripción de medicamentos para tratarlo.`
Fuente: The Journal of Pediatrics. Extraido de http://www.psiquiatria.com (Marzo 2016). 

Semana Mundial de la Inmunización 2016: cerrar las brechas en inmunización

Del 24 al 30 de abril de 2016
La finalidad de la Semana Mundial de la Inmunización, que se celebra en la última semana de abril, es promover el uso de vacunas para proteger contra las enfermedades a personas de todas las edades. La inmunización salva millones de vidas y está ampliamente aceptada como una de las intervenciones sanitarias más costoeficaces y con más éxito.

  
Nos encontramos en el segundo año de la campaña Cerrar las brechas en inmunización, en la que se celebran los enormes progresos logrados hasta la fecha en la administración de vacunas que salvan las vidas de niños de todo el mundo y, asimismo, se recuerdan los obstáculos que aún deben salvarse.

Además, en la campaña de 2016 se hace hincapié en la necesidad de la inmunización de los adolescentes y los adultos durante toda su vida, y se llama la atención del mundo sobre la importancia capital de dar acceso a las vacunas a las personas vulnerables que viven en lugares donde hay conflictos o sufren las consecuencias de situaciones de emergencia.

Eliminar los obstáculos a la inmunización
El Plan de Acción Mundial de Vacunas de la OMS (GVAP), aprobado por los 194 Estados Miembros de la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2012, tiene el ambicioso objetivo de alcanzar la vacunación universal en todo el mundo para 2020. 

El GVAP está encaminado a:

  • agilizar el control de las enfermedades prevenibles mediante vacunación, tomando la erradicación de la poliomielitis como primer paso, e intensificar los esfuerzos dirigidos a eliminar la rubéola, el sarampión, el tétanos materno y neonatal, y otras enfermedades;
  • fortalecer los programas nacionales de inmunización sistemática para cumplir las metas en materia de cobertura vacunal;
  • introducir vacunas nuevas y mejoradas, y
  • potenciar la investigación y el desarrollo de la próxima generación de vacunas y tecnologías.

Progresos recientes

En el pasado año se lograron avances interesantes:

  • El cumplimiento de la meta de introducir vacunas nuevas o infrautilizadas va por buen camino en todo el mundo: 86 países de ingresos bajos y medianos han introducido un total de 128 vacunas desde 2010.
  • Se desarrollaron y probaron vacunas experimentales contra el ebola en un tiempo de record.
  • En África, no se ha registrado ningún caso de infección por poliovirus salvajes desde agosto de 2014, lo que representa un enorme logro que acerca el objetivo de conseguir la certificación de ausencia de poliomielitis.
  • La India ha sido declarada libre del tétanos materno y neonatal, lo que demuestra que es posible eliminar esta enfermedad incluso en circunstancias difíciles.
  • Se eliminó la rubéola y el síndrome de rubéola congénita en la región de las Américas, que se convirtió en la primera región en lograr esta meta.

Retos futuros

Los progresos hacia la consecución de los objetivos del actual Decenio de la vacuna se han estancado en algunos países debido a diversos factores: la falta de acceso a los servicios sanitarios, la escasez de información precisa sobre inmunización, un déficit de apoyo político y financiero y un suministro inadecuado de vacunas en determinadas zonas.
La OMS anima a los gobiernos y sus asociados para la salud a unirse a la campaña de 2016 y dar a conocer la importancia de la inmunización, lograr que las comunidades la soliciten en mayor medida y mejorar los servicios de vacunación para que todas las personas tengan un acceso equitativo a ellos. En las campañas locales se están empleando numerosos recursos como folletos con datos y cifras, infografías, carteles y materiales multimedia

Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (2005) : virus del Zika y el aumento de los trastornos neurológicos y las malformaciones congénitas  ( 11/Marzo/2016 )

La segunda reunión del Comité de Emergencia convocado por la Directora General en virtud del Reglamento Sanitario Internacional (2005) (RSI 2005) con respecto a los conglomerados de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos en algunas zonas afectadas por el virus del Zika se celebró por teleconferencia el 8 de marzo del 2016, de las 13.00 a las 16.45, hora de Europa central.

La Secretaría de la OMS informó al Comité sobre las medidas adoptadas para poner en práctica las recomendaciones temporales emitidas por la Directora General el 1 de febrero del 2016 y sobre los conglomerados de casos de microcefalia y síndrome de Guillain-Barré que se han asociado con el tiempo a la transmisión del virus del Zika. Se proporcionó al Comité mayores datos a partir de los estudios observacionales, comparativos y experimentales sobre la posible asociación causal entre la infección por el virus del Zika, la microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré.
Los siguientes Estados Partes suministraron información sobre casos de microcefalia, síndrome de Guillain-Barré y otros trastornos neurológicos en presencia de transmisión del virus del Zika: Brasil, Cabo Verde, Colombia, Estados Unidos y Francia.
El Comité tomó nota de la nueva información proporcionada por los Estados Partes y las instituciones académicas en cuanto a las notificaciones de casos, las series de casos, un estudio de casos y testigos (síndrome de Guillain-Barré) y un estudio de cohortes (microcefalia) sobre las anomalías congénitas y los trastornos neurológicos en presencia de la infección por el virus del Zika. Reafirmó la necesidad de que siga adelante la labor para generar mayor evidencia con respecto a esta asociación y para comprender cualquier incongruencia en los datos de los países. El Comité recomendó que los conglomerados de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos sigan constituyendo una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII), y reconoció que cada vez son más los indicios de que hay una relación causal con el virus del Zika.
El Comité hizo las siguientes recomendaciones a la Directora General para su consideración al abordar esta emergencia, en conformidad con el RSI (2005).
Microcefalia, otros trastornos neurológicos y virus del Zika
Debe intensificarse la investigación en torno a la relación entre los nuevos conglomerados de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos, incluido el síndrome de Guillain-Barré, y el virus de Zika.

Debe prestarse especial atención a generar datos adicionales sobre la secuencia genética y el efecto clínico de las diferentes cepas del virus de Zika, estudiar la neuropatología de la microcefalia, realizar estudios adicionales de casos y testigos, al igual que de cohortes, en entornos infectados más recientemente, y elaborar modelos en animales para realizar estudios experimentales.

Debe acelerarse la investigación sobre la evolución natural de la infección por el virus del Zika, lo que incluye las tasas de infección asintomática, las implicaciones de la infección asintomática, en particular con respecto al embarazo, y la persistencia de excreción vírica.

Deben realizarse estudios retrospectivos y prospectivos de las tasas de microcefalia y otros trastornos neurológicos en otras zonas donde se sabe que ha habido transmisión del virus del Zika pero no se observaron estos conglomerados.

Debe seguirse explorando en las investigaciones la posibilidad de otros factores causales o cofactores que pudieran explicar los conglomerados observados de microcefalia y otros trastornos neurológicos.

Para facilitar esta investigación y asegurar que los resultados se obtengan lo más rápido posible se debe:

estandarizar y mejorar la vigilancia de la microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré, en particular en las zonas de transmisión conocida del virus del Zika y las zonas en riesgo;

empezar a trabajar en la formulación de la posible definición de caso de la “infección congénita por el virus del Zika”;

transmitir rápidamente a la Organización Mundial de la Salud los datos clínicos, virológicos y epidemiológicos relacionados con las mayores tasas de microcefalia o síndrome de Guillain-Barré y transmisión del virus del Zika para facilitar la comprensión internacional de los estos eventos, guiar el apoyo internacional necesario para los esfuerzos de control y priorizar la investigación adicional y el desarrollo de productos.

Vigilancia
Debe mejorarse la vigilancia de la infección por el virus del Zika y su notificación por medio de la difusión de las definiciones de casos y los medios de diagnóstico estándares en las zonas de transmisión y las zonas en riesgo; en las zonas recién infectadas se deben emprender las medidas de control de vectores que se describen a continuación.

Control de vectores
Debe mejorarse la vigilancia de vectores, incluida la determinación de las especies de mosquitos vectores y su sensibilidad a los insecticidas, para fortalecer las evaluaciones de riesgos y las medidas de control de vectores.

Deben promoverse enérgicamente las medidas de control de vectores y de protección personal apropiadas, y ponerse en marcha a fin de reducir el riesgo de exposición al virus del Zika.

Los países deben fortalecer las medidas de control de vectores a largo plazo y la Directora General de la OMS debe explorar la posibilidad de utilizar los mecanismos del RSI y de llevar este tema a una próxima Asamblea Mundial de la Salud, como una manera de fomentar una mayor participación de los países en este tema.

Comunicación de riesgos
Debe mejorarse la comunicación de riesgos en los países con transmisión del virus del Zika para abordar las inquietudes de la población, mejorar la participación de las comunidades, mejorar la notificación y garantizar la aplicación de las medidas de control de vectores y de protección personal.

Estas medidas deben basarse en una evaluación apropiada de la percepción, el conocimiento y la información que el público tiene; debe evaluarse rigurosamente la repercusión de las medidas de comunicación de riesgos para guiar su adaptación y mejorar su repercusión.

Debe prestarse atención a asegurar que las mujeres en edad fértil, y las embarazadas en especial, tengan la información y los materiales necesarios para reducir el riesgo de exposición.

La información sobre el riesgo de transmisión sexual y las medidas para reducir dicho riesgo debe estar al alcance de las personas que viven en las zonas donde se ha notificado transmisión del virus del Zika o que regresan de ellas.

Atención clínica
Se debe brindar orientación a las embarazadas que han estado expuestas al virus de Zika y hacer el seguimiento de los resultados del embarazo sobre la base de la mejor información disponible y las prácticas y políticas nacionales.

En las zonas de transmisión conocida del virus del Zika, los servicios de salud deben estar preparados para el posible aumento del número de casos de síndromes neurológicos o malformaciones congénitas.

Medidas con respecto a los viajes
No debe aplicarse ninguna restricción general a los viajes o el comercio con los países, las zonas o los territorios con transmisión del virus de Zika.

Se debe aconsejar a las embarazadas que no viajen a las zonas donde hay brotes en curso de infección por el virus de Zika, y las embarazadas cuyos compañeros sexuales vivan o viajen a las zonas con brotes deben asegurarse de adoptar prácticas sexuales seguras o abstenerse de tener relaciones sexuales durante el resto del embarazo.

Se debe brindar orientación actualizada a las personas que viajen a zonas con brotes de infección por el virus de Zika sobre los posibles riesgos y las medidas apropiadas para reducir la posibilidad de que se vean expuestas a picaduras de mosquitos. Al regresar, estas personas deben tomar las medidas apropiadas, incluida la actividad sexual segura, para reducir el riesgo de una nueva transmisión.

La Organización Mundial de la Salud debe actualizar regularmente las recomendaciones sobre los viajes a medida que evolucione la información sobre la naturaleza y la duración de los riesgos asociados con la infección por el virus de Zika.

Se deben poner en práctica las recomendaciones habituales de la OMS con respecto al control de vectores en los aeropuertos de conformidad con el RSI (2005). Los países deben considerar la desinsectación de las aeronaves.

Investigación y desarrollo de productos
Debe priorizarse el desarrollo de nuevos medios diagnósticos para la infección por el virus de Zika a fin de facilitar las medidas de vigilancia y control y, especialmente, el tratamiento en el embarazo.

Deben investigarse, desarrollarse y evaluarse las nuevas medidas de control de vectores con especial urgencia.

Deben redoblarse los esfuerzos de investigación y desarrollo de las vacunas contra el virus del Zika y los tratamientos terapéuticos a mediano plazo.

Sobre la base de estas recomendaciones, la Directora General declaró que se mantenía el estado de emergencia de salud pública de importancia internacional. La Directora General hizo suyas las recomendaciones del Comité y las publicó como recomendaciones temporales en virtud del RSI (2005). La Directora General agradeció a los miembros y asesores del Comité por su orientación.
Persona de contacto para los medios:
Fadéla Chaib 

Telñefono: +41 22 791 3228 

Móvil: +41 79 475 5556 

Correo electrónico: chaibf@who.int